Friday, February 02, 2007

Saymon/Simón says

Todo héroe tiene su villano. El ying encuentra su balance en el yang. Aunque el blanco y el negro se equilibran en el cosmo universal, en República Dominicana se convierten en sinónimo de rechazo racial. Saymon/Simón says puedes entrar. Saymon/Simón says tú vas a traficar. Todos van a pagar. Lo divertido es que no dije Saymon/Simón says.

Podríamos jugar esto hasta la saciedad. Dos personajes, un cuasi mismo nombre. Ambos son noticias con publicaciones distintas. Uno anunciaba a Kenny-G in concert, el otro anuncia una crónica de muertes anunciadas. Protagonista y antagonista nunca se han visto la cara, y sin embargo son figuras reconocidas en el medio capitalino. Uno es empresario artístico y el otro es (general) vocero policial. Llevan los Díaz de apellido. Mientras Saymon recaudaba el dinero que brotaba del sudor de las caderas en el concierto de Wisin y Yandel, en Santo Domingo el otro Simón cobraba la comisión del intercambio de balas por cuatro palomos adictos.

Saymon/Simón says que el espectáculo fue un éxito. Saymon/Simón says que no hubo daños colaterales. Saymon/Simón says que el “clarinetista de los rizos” quiere jugar golf. Saymon/Simón says que recuperaron 87 kilos. Todo es verdad y nada es mentira. Lo divertido es que no dije Saymon/Simón says.