Wednesday, April 18, 2007

Soledad, aquí estoy





Soledad que me arropa
cuando no estás a mi lado, cuando todo se agota.


Soledad que me extingue,
cuando tu risa no me provoca y todo lo que busco se pierde.


Soledad que me aísla
cuando tus ojos se cierran, cuando tu voz no me canta.


Soledad que me embrutece
si tu piel no me enseña el hambre que me apetece.


Soledad en silencio,
cuando todo se ha dicho, cuando susurro a mis adentros.


Soledad que me mortifica
al pasar cada día, al esperar cada sueño.


Soledad que me impacienta
porque llegue lo que no tengo, y muera en tu caricia lenta.


Soledad que ahí viene,
ebria y jactada sobre mí, que no se detiene.


Soledad que me acompaña,
cada día, cada noche, entre desvelo y madrugada.


Soledad que me toma,
por sorpresa, por pendejo, a falta de tí, pesada como gota de acero.


Soledad que me hiere
cada minuto, en cada costilla como corazón que se pierde.


Soledad de uno, de dos.
Soledad de hacer falta, de querer amor.


Soledad que mancha, que deja fulgor.


Te veo venir. Soledad, aquí estoy.

1 Comments:

At 2:49 PM, Anonymous Ca said...

Que maravilloso es recibir respuesta sin preguntar... recibir sin pedir... comunicarse sin hablar...

 

Post a Comment

<< Home